Finanzas en la Gran Pantalla

Hoy no deseo hablarles precisamente de como ahorrar dinero en la casa. Pero mas bien de como podemos aprender un poco de finanzas, y no precisamente tomando clases o cursos sobre el tema sino haciendo algo desde la comodidad de nuestro hogar: ver televisión. Tampoco pienso hablarles del mercado de las películas y de cómo películas como Twilight son consideradas éxitos rotundos por la cantidad de dinero que general y la popularidad que han creado. Más bien vengo a platicarle de otro tipo de cine: El cine de finanzas. Me he percatado que hay muchas películas que tocan el tema de finanzas y economía. Y muchas de estas son bastante interesantes y dan una idea de lo que se vive en el mundo de las finanzas. Digo, no todo es lo que se ve en las películas, obviamente la vida del Lobo de Wall Street no es la vida común de un corredor de bolsa. Pero hay otras películas que si son más realistas, como es el caso de Hank.

La verdad es que entrar en este tipo de perspectivas puede hacer que entiendas un poco de cómo se maneja el gran mundo de las inversiones y el mercado de la bolsa de valores. Todo esto explicado de una manera muy sencilla de entender. Les recomiendo que busquen en Netflix, donde podrán encontrar un sin número de películas sobre este tema. Todas ellas están catalogadas, por lo que es muy fácil ver si la película es interesante o si se van aburrir con la historia. También hay otras películas que no tocan directamente el tema de las finanzas, pero que si pincelan como funciona el mundo de la economía ante los ojos de la política. Como es el ejemplo de House of Cards, una serie inspirada en cómo se maneja el gobierno en los Estados Unidos.

Así que les recomiendo mucho, si les gusta este tema y les apasionan las ideas de inversiones que se tomen un momento para sentarse y aprovechar y aprender algo nuevo.

Gastos superfluos

gastos_discrecionales

Me disculpo por no haber posteado antes, pero como les comenté intentaré tomar mis tiempos libres para compartir mis experiencias con ustedes. Esta vez, quisiera hablarles sobre algo que no se escapa de ninguno de nuestros hogares “los gastos superfluos”.

Algunos se preguntarán que son gastos superfluos; a lo cual, en resumen puedo decirles que son aquellos gastos innecesarios que en muchos casos pueden ser considerados lujos y que pueden llegar a afectar nuestra economía en menor o mayor escala.

Ahora, quisiera enfocarme más allá que en aquellos gastos lujosos como instalar una lámpara de €2000 en vez de una de €50 sólo porque es de colección o comprar unos pantalones de marca que son de calidad similar a algunos de al menos €50 menos. Quiero enfocarme a estos gastos que parecen menores pero que según el número de miembros familiares y la frecuencia pueden afectar tu bolsillo sin que si quiera lo notes.

Les daré un ejemplo básico, si sueles comprar artículos innecesarios como juguetes o alguna otra cosa sólo porque sale en €1, calcula lo siguiente: si son 4 miembros en la familia y compran cada uno un artículo al menos 1 vez por semana tenemos que al mes tienes un gasto superfluo de €16 y al año de casi €200. Eso claro, dando un ejemplo conservador. Piensa también en otros gastos como la lotería de navidad, los menús navideños y meriendas o por ejemplo cuanto podrías ahorrarte haciendo deporte y consumiendo agua en vez de comprar siempre artículos de dieta.

A la hora de la compra…

ahorrar-en-la-cesta-de-la-compra

Sabemos que los gastos por alimentación son inevitables, pues a diario tenemos que comer y no una ni dos sino tres a más veces para que nuestro organismo funcione correctamente. Además, no es sólo comer por cumplir una obligación biológica sino que queremos que nuestra familia tenga la mejor alimentación completa sana y balanceada que incluyan vegetales, frutas, granos y proteínas.

Pero como lograr estos objetivos y mantenernos en el presupuesto, aquí dejo algunos tips que aplico en el hogar y que seguramente os ayudarán:

  • La lista de la compra es indispensable para controlar la economía del hogar y garantizar que tienes todo lo que necesites.
  • Compara precios y compra lo que y dónde más convenga a tu bolsillo.
  • No olvides ceñirte a la lista de la compra, sin importar que estando en el supermercado tengas un antojo y creas que son pocos euros, recuerda sólo un euro adicional por cada compra va sumando.
  • Que mejor forma de obtener la mayor calidad al mejor precio que comprando los productos de temporada, aprovecha esas ofertas y si tienes tiempo adicional te invito a embotar productos como atún, melocotón, tomate, entre otros. Los compras a buen precio y los tienes el resto del año a disposición de tu familia.
  • Aprovecha las marcas blancas de los supermercados, la mayoría cuentan con una excelente relación calidad – precio.
  • Y por último, aunque resulta gracioso, voy a citar el famoso dicho “no ir con hambre a hacer la compra”

Saludos 🙂

Llevar un registro..

presupuesto familiar

Cuando piensas en economía del hogar lo primero que tienes que preguntarte es cuáles son tus gastos base y si estos gastos se corresponden con el gasto promedio de la zona donde vives. Entonces, ¿cuáles son esos gastos base que no puedes modificar?, aquí les dejo una idea de los puntos a considerar para tus tablas de control de gastos:

  • Hipotecas o alquileres.
  • Gastos de comunidad.
  •  Intereses o préstamos bancarios.
  • Matrícula educación hijos.

Estos gastos representan el monto fijo mensual que dejas de percibir y que debes considerar a la hora de comprar o pagar adicionales. Ahora, no sólo tenemos gastos fijos mensuales sino que tenemos cuentas que pagar que también son mensuales y con las cuales sí que podemos jugar un poco para ahorrar, así que no olvides sumar a tus listas de control los siguientes puntos:

  • Impuestos.
  • Tasa recogida de basura.
  • Alimentación.
  • Electricidad.
  • Agua. Gasolina o Diesel en el caso de tener coche.
  • Gas natural.
  • Seguridad.
  • Teléfono fijo y móvil.
  • Conexión a Internet. Transporte.

Esto, claro está tiene que ir sumado con los gastos controlables de bienes como:

  • Ocio.
  • Ropa y calzado.
  • Mobiliario.
  •  Salud.
  • Alcohol y tabaco.
  • Otros

Así que si quieres supervisar tus gastos, empieza a llevar un control de por lo menos lo que comentamos en este post. Si puedes verifica los consumos medios de los gastos fijos de la comunidad y empieza consensando si puedes permitírtelos o si tienes que hacer un cambio drástico.